viernes, 15 de mayo de 2009

INVISIBLE SUN

POR: DANIEL ARMIROLA R.

La canción compuesta por la banda británica The Police, en el año 1981, habla de una fuerte situación política en Irlanda del Norte para el momento en que fue oída mundialmente.



I don't want to spend the rest of my life
Looking at the barrel of an Armalite
I don't want to spend the rest of my days
Keeping out of trouble like the soldiers say


I don't want to spend my time in hell
Looking at the walls of a prison cell
I don't ever want to play the part
Of a statistic on a goverment chart


There has to be an invisible sun
It gives its heat to everyone
There has to be an invisible sun
That gives us hope when the whole day's done


It's dark all day, and it glows all night
Factory smoke and acetylene light
I face the day with me head caved in
Looking like something that the cat brought in


There has to be an invisible sun
It gives its heat to everyone
There has to be an invisible sun
That gives us hope when the whole day's done

And they're only going to change this place
Killing everybody in the human race
And they would kill me for a cigarette

But I don't even wanna die just yet

There has to be an invisible sun



ANTECEDENTES Y CONTEXTO

El conflicto de Irlanda del Norte viene de la década de los sesenta, cuando comienzan lo que los norirlandeses llamarían luego " the troubles", o "los problemas". Dicho conflicto tendría una duración de más de 30 años, en los cuales se verían enfrentados por el destino de esta región el partido unionista, compuesto por norirlandeses de religión protestante, y el partido nacionalista, que era de vocación católica.

Las principales causas del conflicto fueron las discrepancias entre estos dos partidos para escoger el destino que seguiría Irlanda del Norte: bien como región anexa a Gran Bretaña (como actualmente lo es), o como provincia irlandesa con autonomía. Esta disputa que se empezó a germinar con la independencia de Irlanda estallaría en los años 60.

Este conflicto ha sido un enfrentamiento sangriento entre hermanos, con la religión como factor desencadenante de segregación y odio. Las tensiones entre las cuales viven los norirlandeses, temiendo atentados de todo tipo, han sido las desencadenantes de esta letra, que expresa la vivencia de los integrantes de The Police, quienes crecieron en este entorno conflictivo.

Por otra parte, la canción da un mensaje ideológico claro: ninguna política puede jugar con la vida de los individuos por muy válida que pueda ser. La letra habla de un individuo que busca estar por encima de la política, harto del modo en que la política ha olvidado a su sociedad. En parte, este es otro modo de hacer política: el no tomar partido y estar a favor de la no–política.

The Police ha sido una de las bandas más comprometidas con las situaciones políticas tanto en su país como a nivel global y ha estado presente en festivales musicales a favor de organizaciones como amnistía internacional y el WaterAid, y continúan siendo una de las bandas más reconocidas del rock de la década de los ochenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada